viernes, 4 de septiembre de 2009

PINTURAS DEL MODERNISMO

Los pintores de la época dieron la bienvenida al Modernismo, de la misma manera que arquitectos y escultores, como un movimiento que liberaba el tratamiento de las formas en contraposición a la anterior rigidez academicista. El Modernismo significa libertad, la posibilidad de desarrollar cualquier forma, color o idea y la pintura no fue una excepción. La libertad de expresión se puede observar tanto en las amables escenas burguesas de Ramón Casas como en las duras figuras marginales de Nonell.
El Modernismo pictórico catalán presenta una gran variedad y riqueza de temas, esta es la razón por la que algunos especialistas prefieren hablar de "Pintura del periodo modernista" en vez de "Pintura Modernista". A pesar de todo, algunos pintores como Rusiñol, Ramon Casas, Meifrèn, Mir, Utrillo, LLuïsa Vidal y otros son considerados en ocasiones como los estrictos representantes del Modernismo. Otros como los hermanos Masriera representan, bajo este punto de vista, una tendencia más tradicional -más cercana al academicismo, pero entendido como un refinamiento del realismo no basado en normas clásicas- dentro del Modernismo.
Las diferencias de estilo no se hallan únicamente entre los distintos artistas, sino también dentro de la obra de cada uno de ellos. Esto se evidencia en la obra de Ramon Casas, este excepcional pintor caracterizado por sus amables escenas burguesas como "Plein air", "Baile de tarde", decoración del Cercle del Liceu en Barcelona, retratos de la alta sociedad catalana y otros de contenido similar, es también el autor de pinturas presentando temas con motivos sociales como "La carga", "Garrote vil". etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada